Français Deutch English Español

Salar de Atacama

El Salar de Atacama es el mayor depósito salino de Chile  y está formado por una depresión sin salida de aguas que recibe al río San Pedro de Atacama y múltiples quebradas por donde se filtra el agua desde la cordillera. Su tamaño es de 300.000 kilómetros cuadrados y puede ser apreciado en su totalidad gracias a que el aire está completamente seco. Sin embargo, esta grandiosa visibilidad distorsiona la apreciación de las distancias.

 

El aire aquí es extraordinariamente seco, lo que le da una transparencia perfecta. La costra de sal se ha abierto para dejar espacio a pequeñas lagunas que son hábitat favorito de aves acuáticas, en particular flamencos, taguas y guallatas. La más importante es la laguna Chaxa.

 

En medio de un fantástico paisaje natural, el salar resguarda importantes registros arqueológicos y una impresionante geología. Cubierto de un blanco salobre, el Salar de Atacama permite la contemplación de lagunas en la superficie, las cuales rompen el silencio místico del desierto.

 

Es considerado un verdadero reservorio de aves y uno de los puntos más bellos de toda la zona para ver como el sol cae detrás de los montes occidentales. Si visitas el lugar tendras la oportunidad de admirar la gran variedad de flamencos y aves migratorias que han encontrado en el enorme salar su hábitat natural; estas aves le dan un ambiente muy peculiar al sector.

 

Las tres especies que puedes ver desde cerca son el flamenco andino, el chileno y el de James, cuya diferencia te puede enseñar a distinguir alguno de los guías que resguardan el lugar

 

Bajo el salar hay un lago, oculto por una gruesa y rugosa costra de sal "tiznada" con el polvo del desierto, que contiene una de las mayores reservas de litio del mundo, un mineral usado en algunas industrias de alta tecnología y que se explota en el sector sur del salar.

 

 


Volver